10th day. Kyoto centro

1

Hoy hablamos del que fue nuestro último día en Kyoto, el cual decidimos tomárnoslo con calma y visitar el centro tranquilamente y aprovechar para hacer las últimas compras, pues aún nos duraba el cansancio del día anterior y la visita a Nara y la subida al Fushimi Inari.

Empezamos la mañana cogiendo el metro dirección Sanjo Dori, famosa calle comercial de Kyoto, y desayunamos por la zona. Si vais al centro os recomiendo sin duda que optéis por el metro en lugar del autobús, pues se ahorra muchísimo tiempo.

La primera parada fue Nishiki Market, al lado de Sanjo Dori, un mercado conocido como la “Cocina de Kyoto” que discurre a lo largo de una calle enteramente cubierta. Estuvimos bastante tiempo paseando y mirando puestecitos, pues hay infinidad de tiendas así como mucha variedad de productos, aunque casi todos de comida, pero hacia el final se empiezan a ver algunos de ropa, souvenirs, etc.

Nishiki Market

Como Nishiki termina cerca del río que atraviesa Kyoto, nuestra siguiente parada fue Pontocho, una de las calles más famosas del Kyoto tradicional. Dado que fuimos casi al mediodía, estaba muy tranquilo y poco transitado, por lo que os recomiendo que si podéis, intentad acercaros al atardecer, pues creo que vale más la pena verlo en plena efervescencia. 

Una vez visto Pontocho, cruzamos el puente que atraviesa el río y nos sumergimos de lleno en el barrio de geishas por antonomasia de Kyoto: Gion. Es un barrio que abarca bastantes calles, unas más interesantes que otras, pero vale la pena visitarlo porque realmente parece otro Kyoto. Para Gion el mismo consejo que para Pontocho: mejor de noche por el ambiente y además siempre será más fácil poder ver alguna geisha saliendo de una okiya.

Después de callejear por Gion nos dirigimos a la siguiente parada, uno de los templos sintoístas más visitados de Kyoto, el Yasaka Jinja. Famoso por ser el templo donde se celebra el Gion Matsuri, la verdad que nos llamó la atención la cantidad de gente que había visitándolo, lo cual hizo que la visita fuera un poco más incómoda de a lo que estábamos acostumbrados, por lo que tampoco estuvimos mucho tiempo.

Yasaka Jinja

Para finalizar con el Kyoto más tradicional, dejamos las calles de Gion para ir hacia el siguiente hanamachi (barrio de geishas) que nos habían recomendado, el desconocido Miyagawacho.  Aunque el día había avanzado un poco más, en este también reinaba la tranquilidad, pero sin duda fue el que menos transitado estaba, siendo nosotros prácticamente los únicos turistas que estábamos por la zona.

Miyagawacho

Después de un buen rato por Miyagawacho, volvimos a la zona de Nishiki para comer, y pasamos por casualidad por delante de un templo sintoísta que hay en una de las callejuelas aledañas y que antes nos había pasado desapercibido, el Nishiki Tenman-gû. Muy pequeño y modesto, pero su entrada llena de lámparas tiene bastante encanto.

Nishiki Tenman-gû

Al terminar de comer nos dedicamos ya a las tiendas de la zona, y de pura casualidad, nos encontramos con un Neko Bar, en el que no nos pudimos resistir a entrar. Era una de las cosas que queríamos hacer en Japón antes de irnos, pues siempre me había picado la curiosidad por ver el ambiente en uno japonés, pues ya había estado en un establecimiento parecido en Madrid. Como dato curioso, casi todos los gatos eran de pelo largo y muy grandes, muchísimo más que el gato estándar español, y la mayoría estaban durmiendo, sin inmutarse por la gente ni por las fotos.

Neko Bar

Después del Neko Bar y de unas cuantas tiendas más, incluido el primer Tokyu Hands que visitamos, dimos por concluido el día turístico, pues aún nos quedaba hacer las maletas. En esta ocasión, ya que íbamos a pasar el día siguiente en Hiroshima y la noche en Miyajima, optamos por enviarlas vía Kuroneko, un servicio de mensajería, al siguiente hotel en Tokyo.

Podéis ver el álbum completo aquí

Share.

About Author

Publicista y Directora de Arte adentrada de lleno en el idioma y el mundo japonés. Actualmente cursando el Master de Estudios de Asia Oriental (UOC).

1 comentario

  1. Pingback: Big in Nihon - Impressions: Kyoto

Leave A Reply