1st day. Llegada y Odaiba.

4

La vuelta después de haber estado en Japón es bastante dura, todos los que hayáis estado lo sabéis de sobra, y aún a pesar de que ya han pasado 5 días desde que volvimos, aún noto que no estoy adaptada del todo a la rutina de siempre, pero tengo muchas ganas de empezar a contar cosas del viaje, así que hoy empezamos con el resumen del primer día, el cuál también fue el más light.

Llegamos a Tokyo sobre las 10:30h hora nipona, después de unas 15 horas de vuelo en Aeroflot (tengo pensado dedicar una entrada opinando sobre la aerolínea) con escala muy rápida en Moscú. Llegamos bastante cansados aunque muy emocionados… ¡Por fin estábamos en Japón!

Lo primero que hicimos fue -aparte de recoger las maletas- canjear los JR Rail Pass y sacar efectivo en los cajeros para podernos mover sin problemas. La verdad que en Narita está todo muy bien indicado y no tuvimos ningún problema ni en encontrar los mostradores y los cajeros ni en hacer el trámite.

Como empezábamos a usar el JR Rail Pass ese día, cogimos el Narita Exprés y en menos de 1 hora ya estábamos en la estación de Tokyo, dónde cogimos metro hasta Hamamatsucho, sede de nuestro primer hotel.

Para esa tarde, decidimos dar un paseo tranquilo por Odaiba, ya que quedaba cerca del hotel y no iba a ser mucha paliza. Para ir, fuimos hasta Hinode y ahí cogimos un barco, pero no el Himiko,  sino uno que era un barco normal con la parte de arriba al descubierto que no he conseguido reconocer en las fotos de los barcos de la web. El barco fue directo, eso sí, y en unos 15-20min. ya estamos al otro lado.

Cruzando Tokyo Bay

Nada más bajar fuimos hacia Fuji TV, ya que había leído recientemente esta entrada sobre la exposición Dragon Ball de Kagaku y no nos la quisimos perder por nada, y nos tuvimos que apresurar pues quedaba muy poco tiempo para que la cerrasen.

Yendo a la exposición aprovechamos para ver las vistas desde el edificio, las cuales valieron bastante la pena, ya que en ese momento estaba empezando a caer el sol y se divisaba un precioso skyline de Tokyo.

La exposición fue bastante rápida, por el tiempo y porque, sinceramente, tampoco había mucho que ver. Tenían montadas unas 6 o 7 zonas de actividades -con bastante cola- y toda la información estaba en japonés, lo cuál hizo complicado entender el propósito de la mayoría de las cosas, al margen de lo molón de ver un núvol kínton gigante o poder hacer la foto friki en la torre de Karin. Me gustaría extenderme más en otra entrada dedicada a ello, pero ya os adelanto que es bastante prescindible, aunque eso sí, pasamos bastante tiempo en la tiendecita de rigor a la salida.

Después de la exposición, ya no nos quedaban muchas fuerzas, así que tomamos un ramen bastante bueno y nos retiramos. De camino al metro pasamos por la Estatua de la Libertad y empezamos a ver las diferentes iluminaciones de los edificios.

Como podéis ver, no fue una visita muy extensa, pues nos quedó pendiente el Gundam gigante de Divercity y ver algunas tiendas del Venus Fort o el Aqua City, aparte de pisar la arena del Odaiba Kaihin Koen, pues en la llegada sí que vimos la playa y demás.

De Odaiba destacaría el paseo en barco por la bahía, experiencia bastante molona, sobretodo cuando se pasa por el Rainbow Bridge y empiezas a ver toda la ciudad frente a ti. El resto no dejan de ser centros comerciales y áreas de juegos y entretenimiento, que obviamente tienen su interés, pero no son imprescindibles, sobretodo en una primera visita.

Podéis ver el álbum completo de Odaiba aquí

Supongo que en el próximo viaje podremos hacer una visita más extensa de Odaiba, ya que de momento está en la lista de cosas pendientes jeje. En breve hablaremos del segundo día, el cual dedicamos a Tsukiji y al centro de Tokyo.

Share.

About Author

Publicista y Directora de Arte adentrada de lleno en el idioma y el mundo japonés. Actualmente cursando el Master de Estudios de Asia Oriental (UOC).

4 comentarios

  1. Es muy cierto lo de que es duro dejar Japón, a mí no se me pasó del todo hasta que no volví a sacarme otro billete para volver… xD

    Odaiba no llegué a verla y esta vez sí que iré, también en barco, concretamente y si es que es posible (tengo entendido que es muy solicitado) en el Himiko.

    Buena entrada y muy bonitas las fotos ^_^

    • Muchas gracias! Y sí, lo del barco supongo que es difícil, nosotros llegamos y la verdad que cogimos el primero que venía, ya que era tarde y creo que quedaban pocos turnos de viaje…la parte buena es que fue directo y tardamos nada, pero claro, el Himiko mola mucho, jeje.

  2. Pingback: Impressions. Exposición Dragon Ball de Kagaku | Big in 日本

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.