Viajar a Japón: 5 pasos para hacer tu guía de viaje

2

Nunca me ha gustado usar una guía prefabricada tipo Lonely Planet o similares (al margen de su posible utilidad puntual) en mis viajes, pues considero que cada uno de nosotros somos diferentes como turistas. Consecuentemente, no todos compartimos la misma idea de cómo viajar ni tenemos tampoco las mismas inquietudes en cuanto a qué visitar o qué hacer en nuestras vacaciones. 

Por este motivo, antes de realizar un viaje siempre dedico un tiempo a realizar mi propia guía de viaje, algo que da como resultado un viaje mucho más personalizado y que hace que mi interés y entusiasmo hacia el viaje aumente, además de familiarizarme mucho antes con el destino y sus diferentes puntos de interés.

A continuación, paso a detallar el proceso que sigo para realizar mis guías de viaje y que me ha sido especialmente útil en mis viajes a Japón.

Tu guía de viaje en 5 pasos

Paso 1: Repartir los días

El primer paso consiste en la distribución de los diferentes días hábiles del viaje entre las diferentes ciudades que se quieran visitar o entre las zonas y barrios si se trata de un viaje de un solo destino.  

Lo importante de este proceso es usar la lógica y realizar la agrupación por cercanía y teniendo en cuenta la calidad de las conexiones del transporte público. Es algo que ayuda a ahorrar tiempo en desplazamientos y que además facilita la búsqueda y localización de los puntos de interés.

En el caso de Japón, el primer paso sería dividir los días entre las principales ciudades que se van a visitar, siendo habitual si es la primera vez, que sea entre Tokyo y Kyoto u Osaka. Una vez realizado este paso, se realizaría una segunda división de los días asignados entre las diferentes zonas de la ciudad y las excursiones de un día a sitios cercanos que se quieran realizar.

Paso 2: Qué ver

Una vez ya tenemos clara la distribución por días y zonas, el siguiente paso consiste en hacer una lista de los sitios que queremos visitar. Es recomendable consultar más de una fuente, pues la mayoría de webs o guías de viajes se repiten u optan por las opciones más populares, obviando sitios menos turísticos pero con más encanto y en los que suele captar mejor la esencia de un país o ciudad. También es esencial consultar sitios con opiniones y reviews reales sobre los sitios, como por ejemplo las de Google o de blogs personales. Estas opiniones pueden ser clave en decidir si realmente vale la pena pagar la entrada a ese museo o viajar hasta esa zona alejada para ver ese monumento que supuestamente no puedes perderte.

En cuanto a Japón, mi consejo para este paso es ser realista y práctico. Es preferible ver en un día dos templos que valgan la pena y sin prisas, que el doble y no poder disfrutar de la visita, pues hay muchísimos y son más grandes de lo que aparentan, por lo que es imposible verlos todos. Esto también aplica a museos y a espacios similares, pues es mejor ser selectivo y dejar tiempo de margen para disfrutar del entorno, los paseos, las visitas, etc. Aunque parezca obvio, no pasa nada si quedan cosas por ver.

*Paso extra: Presupuesto:

Si vuestro presupuesto es ajustado, también es útil ir haciendo un recuento económico de cuánto se lleva acumulado entre visitas, actividades y transporte. Además de servir para tener una idea aproximada de cuánto se va a gastar, también sirve para decidir en caso de duda.

Paso 3: Información útil

Una vez se tiene claro qué ver, es fácil llevar a cabo el tercer paso, consistente en buscar la información útil, que puede ser desde horarios, precio de entrada, detalles históricos o curiosidades. Aparte de la utilidad logística, conocer de antemano los sitios que se visitan aportará un valor cualitativo a la visita y el resto de datos os ayudarán a organizaros.

Japón es un país donde en la mayoría de sitios turísticos en los que se paga entrada suele haber folletos informativos bastante completos. El único inconveniente que podéis encontrar es que la mayoría estarán en inglés. por lo que si entendéis bien el idioma tampoco os será necesario buscar previamente una gran cantidad de información. De todas formas que no cunda el pánico, pues en los sitios más turísticos sí que suele haber la versión en castellano.

Paso 4: Localización

Este paso puede realizarse de forma paralela al tercero, pues a medida que vayamos buscando información sobre los sitios, también aparecerá su localización en Google Maps. En ese momento es tan fácil como marcar el sitio como favorito o incluirlo dentro de una lista personalizada para el viaje. De esta forma y gracias a la posibilidad de descargar mapas de zonas para consultarlos sin conexión, siempre podremos consultar nuestros marcadores o el mapa de la ciudad.

Google Maps en Japón es especialmente útil, pues el preguntar indicaciones es más complicado debido a la barrera del idioma, además de que es una forma mucho más útil y rápida. Además, si no habéis contratado un pocket WiFi, también funciona con el GPRS, por lo que os marcará en todo momento vuestra localización aún sin conexión.

Paso 5: Acabado

Por último, queda dar forma a toda la información recopilada para que su consulta sea rápida y cómoda una vez en el destino. Mi opción preferida es Google Docs, pues el documento se almacena directamente en el Drive y existe también la opción de consultarlo sin conexión. También permite descargarlo directamente al móvil o tablet, opción con la que tampoco se necesita conexión a Internet.

Hace tiempo también acostumbraba a imprimir las guías, pero debido al avance en smartphones y en el acceso a Internet, a día de hoy me resulta más cómodo el formato 100% digital.


¡Espero que esta pequeña guía os haya servido de ayuda para vuestro futuro viaje!

Para cualquier duda o recomendación podéis hacerlo en la sección de comentarios o enviar un mail a bignihon@gmail.com

Share.

About Author

Publicista y Directora de Arte adentrada de lleno en el idioma y el mundo japonés. Actualmente cursando el Master de Estudios de Asia Oriental (UOC).

2 comentarios

  1. Nada mejor que una guia personalizada. Admiro tu detalle y paciencia, se ve linda.
    Bueno en mi blog escribí algo sobre Japón, hace un par de días estuve así que espero te sirva. Saludos

  2. Totalmente de acuerdo contigo. Siempre es mejor prepararse uno mismo bien el viaje, ya que luego todo te sonará mucho más y ganarás tiempo en pensar qué hacer o por dónde ir.

    Al igual que tú, me encanta planificar viajes y es lo que estoy haciendo para agosto, que es cuando visito Japón.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.