Literatura japonesa. ‘Yōkai. Monstruos y Fantasmas en Japón’ de Chiyo Chida y Alberto Pérez

0

Tenía muchas ganas de sumergirme en la literatura acerca de los yōkai y yūrei, y echando un vistazo a varios catálogos, me pareció que el libro ‘Yōkai. Monstruos y Fantasmas en Japón’ de Chiyo Chida, y Alberto Peréz iba a ser una genial forma de adentrarme en esta parte del folclore japonés.

A priori, una de las cosas que más llama la atención de ‘Yōkai. Monstruos y Fantasmas en Japón’ es la calidad de la edición que ha llevado a cabo Satori Ediciones, tanto en la portada como en la calidad del papel de las páginas interiores, algo inusual en este rango de precio. Esto también se nota en la gran cantidad de ilustraciones y reproducciones de obras que se suceden a todo color por el libro, lo cual ameniza considerablemente la lectura. Como añadido extra, la edición también viene acompañada de un punto de libro a juego con el diseño de portada.

En cuanto al contenido de “Yōkai. Monstruos y Fantasmas en Japón’, este se estructura en cuatro grandes partes. La primera es una magnífica introducción acerca de la naturaleza de los yōkai y su situación actual dentro de la sociedad japonesa y en qué se diferencian de los yūrei y los tsukumogami, aspecto que se retoma con más profundidad y extensión en los apéndices del libro.

Una vez terminada la introducción, empieza el núcleo del libro, el cual se estructura a través de una selección de treinta y tres yōkai que los autores han considerado más populares o interesantes. La información se presenta mediante unas ‘fichas’ compuestas por el nombre en japonés del yōkai y su traducción, una lámina representativa de la criatura, un breve texto explicativo del origen y la leyenda más conocida y una ilustración en clave de humor Chiyo Chida, co-autora del libro.

Yōkai. Monstruos y fantasmas en JapónUna vez terminan los treinta y tres yōkai, la siguiente parte son los apéndices, especialmente elaborados y trabajados, que a mí en particular me han parecido lo mejor del libro, pues aportan muchísima información y mucho mejor estructurada que en la parte previa. Los apéndices se centran, de una forma más extensa y ejemplifica, de otros tipos de seres sobrenaturales como los yūrei, los oni y una tipología que me pareció particularmente divertida, los tsukumogami. De esta parte destacaría también la gran labor de documentación que se ha llevado a cabo, reflejada en una gran cantidad de referencias, como a Yanagito Kunio o a Toriyama Sekien, dos grandes maestros y pioneros en el estudio y difusión del folclore japonés.

Por último, la última sección es el epílogo de Chiyo Chida, en el la co-autora relata una serie de anécdotas y reflexiones personales acerca de su experiencia con los yōkai en Japón. Para mi gusto, a pesar de que siempre está bien conocer el punto de vista personal basado en experiencias, creo que la cantidad de temas que trata son excesivos y enlazados de forma algo caótica, aunque sí que es cierto que aporta un valor añadido e interesante al libro.

En cuanto a los aspectos más literarios de ‘Yōkai. Monstruos y fantasmas en Japón‘, para mi gusto, el lenguaje es demasiado coloquial, llegando en alguna ocasión a ser demasiado vulgar. Entiendo que el uso de un tono más coloquial facilita el acceso de todo tipo de público al libro, pero también se puede conseguir con un lenguaje sencillo. Otro detalle que tampoco me ha gustado mucho es el hecho de que se traduzcan los nombres de los yōkai, pues creo que dejarlo sólo en romaji es más apropiado y evita posibles confusiones al no tratarse de traducciones ‘oficiales’.

En resumen, ‘Yokai. Monstruos y fantasmas en Japón’ es un libro ameno y de lectura rápida, a la par que divertido e interesante, presentado en una edición estupenda. Sin duda, es una muy buena forma de entrar en contacto con el mundo de los yōkai, pues aporta nociones básicas que incrementan el interés y las ganas de profundizar en esta parte del folclore japonés.

Share.

About Author

Publicista y Directora de Arte adentrada de lleno en el idioma y el mundo japonés. Actualmente cursando el Master de Estudios de Asia Oriental (UOC).

Leave A Reply